Usando cinta autoadhesiva de papel de plata que venden en tiendas de refrigeración para cubir las zonas que no queremos que se sobrecalienten.

Con una pistola de aire caliente o estación de soldado usando una tobera estrecha le damos calor a la resistencia hasta que des-suelde, ayudándonos de unas pizas para extraerla.

Posteriormente ponemos la nueva resistencia con las pinzas y aplicando de nuevo calor quedará sustituida de forma exitosa

Limpiamos con alcohol isopropilico la placa para eliminar restos de pegamento y deja la zona limpia.

VIDEOTUTORIAL YOUTUBE: